¿Está logrando la economía ecuatoriana recuperarse de la pandemia?

Secciones
Economía

¿Está logrando la economía ecuatoriana recuperarse de la pandemia?

Revista Gestión *
Enero 6, 2023 - 06:00

Según las cuentas nacionales del Banco Central, el crecimiento de la economía ecuatoriana en el tercer trimestre fue de 3,2% en comparación con el mismo período del 2021. Dicho aumento se debe a la variación positiva del consumo de los hogares, en 3,8%; del gasto del Gobierno, en 2,0%; de la Formación Bruta de Capital Fijo (FBKF), en 1,0%, y de las exportaciones, en 0,1%. Sin embargo, la mayoría de componentes no logran igualar sus niveles anteriores al covid- 19. De igual manera, se evidencia que 14 de las actividades económicas han crecido anualmente y han superado sus cifras prepandemia. Cabe señalar que todavía existen importantes sectores generadores de empleo (agricultura y manufacturas) que siguen rezagados y presentan tasas de crecimiento negativas o reducidas.

EL CONSUMO FINAL DE LOS HOGARES ALCANZÓ CIFRAS RÉCORD, PERO LA INVERSIÓN NO LOGRA RETOMAR LOS NIVELES PREPANDEMIA

En el tercer trimestre de 2022, el PIB registró un aumento de 3,2% en comparación al mismo período del 2021 y presentó una variación trimestral positiva de 1,7%. De esta manera, dicho indicador alcanzó los $ 17.920 millones, superando al tercer trimestre de los dos años pasados. Además, se evidencia que las diferencias en el crecimiento nacional entre el 2022 y antes de la covid-19 están disminuyendo (Gráfico 1). 

Inclusive, si se mantiene esta dinámica positiva del PIB, dicho indicador podría superar los niveles prepandemia en el cuarto trimestre. Sin embargo, aún existe una brecha de $ 154,80 millones que impiden que el PIB recupere sus cifras de 2019. 

Gráfico 1

Evolución histórica del PIB

El consumo de los hogares también aumentó de manera interanual y trimestral en 3,8% y 0,8%, respectivamente. Ambas tasas de variación están relacionadas con el incremento de los créditos de consumo y el flujo de remesas. Adicionalmente, este indicador tuvo la mayor influencia en el crecimiento del país, puesto que representa alrededor del 65% del PIB anual. El consumo de los hogares es el único componente que mantiene un crecimiento sostenido desde el 2021, alcanzó valores históricos de $ 11.807 millones en el tercer trimestre del 2022 y ha superado las cifras prepandemia por $ 627,30 millones (Gráfico 2)

Gráfico 2

Evolución histórica y tasas de variación del consumo de los hogares

El gasto del Gobierno reflejó una variación interanual positiva de 2,0% derivada del aumento en las remuneraciones y compras de bienes y servicios en los sectores de salud y educación. A su vez, dicho indicador presentó un incremento de 0,6% en comparación con el trimestre anterior. 

El gasto del gobierno registra una dinámica variable desde el 2021, por lo que no se evidencia una tendencia clara y se mantiene una diferencia de menos $ 122,24 millones con relación al tercer trimestre del 2019.

La Formación Bruta de Capital Fijo (FBKF) o inversión se incrementó interanualmente en 1,0%, a causa del aumento de maquinaria y equipo de transporte. De igual forma, este componente presentó una dinámica trimestral positiva de 1,1% y fue la cifra que más influyó en el crecimiento del PIB en el período señalado. No obstante, la inversión presenta el mayor rezago en la recuperación, ya que no ha tenido un crecimiento sostenido y refleja una diferencia de menos $ 620,62 millones para igualar a sus valores prepandemia (Gráfico 3).

 

Gráfico 3

Evolución histórica y tasas de variación de la Formación Bruta de Capital Fijo

De su lado, las exportaciones registraron un aumento de 0,1% en comparación al mismo trimestre del año anterior. Tal variación se deriva del incremento anual en las ventas externas de cacao, banano, camarón elaborado y café. Sin embargo, este indicador disminuyó en 0,1% de forma trimestral y presenta una brecha de menos $ 335,96 millones para retomar sus valores prepandemia.

Las importaciones se redujeron de forma anual en -0,4% y presentaron una dinámica trimestral negativa de -1,9%. Ambas variaciones están relacionadas con el descenso de las compras desde el exterior en productos como aceites refinados de petróleo y productos químicos básicos. Dicho indicador mantiene una dinámica variable desde el 2021 y registra la menor diferencia con los niveles anteriores al COVID-19.

LA MAYORÍA DE LOS SECTORES ECONÓMICOS EMPIEZAN A RECUPERARSE 

El Valor Agregado Bruto Petrolero disminuyó en -3,3% de forma anual y registró un incremento de 1,7% en comparación con el trimestre anterior. Por otra parte, el Valor Agregado Bruto No Petrolero presentó crecimiento interanual y trimestral de 3,0% y 0,7%, respectivamente.

Con respecto al Valor Agregado Bruto por industria, 14 de los 18 sectores presentaron aumentos interanuales, de los cuales, 13 también crecieron de forma trimestral. Entre las cinco actividades económicas con mayor crecimiento se incluye la acuicultura y pesca de camarón (14,5%), alojamiento y servicios de comida (11,8%), suministro de electricidad y agua (9,5%), correo y comunicaciones (8,0%) y transporte (4,3) (Gráfico 4). En contraste, todas las industrias señaladas ya han superado los niveles del tercer trimestre del 2019.

 

Gráfico 4

Contribución del VAB por industria a la variación interanual del PIB

Entre las industrias que se mantienen por debajo de los niveles prepandemia se encuentran la agricultura y la refinación de petróleo. Ambas actividades registraron una reducción interanual del 1,5% y 0,15%, respectivamente. Igualmente, dichos sectores tuvieron un decrecimiento de 0,5% y 0,2% con relación al trimestre anterior. Cabe mencionar que la agricultura es la industria que genera una mayor cantidad de empleo en el país.

Las actividades manufactureras crecieron de forma interanual e intertrimestral en 0,5% y 0,3%, respectivamente. Sin embargo, este aún permanece rezagado en comparación a sus niveles del 2019 y no ha logrado una recuperación significativa en el 2022. Este aspecto es preocupante ya que las manufacturas son la segunda industria generadora de empleo adecuado, crean valor agregado y aumentos de productividad. 

Las cifras muestran que la economía ecuatoriana empieza a retomar una senda de crecimiento, lo que genera expectativas positivas para el cuarto trimestre del 2022. La variación positiva del PIB se deriva del aumento sostenido en el consumo de los hogares, mientras que el componente de inversión no logra una recuperación clara y se mantiene alejado de los valores prepandemia. 

Asimismo, gran parte de las actividades económicas han presentado incrementos en sus dinámicas interanuales y trimestrales. Sin embargo, aún existen industrias con diferencias negativas en comparación al tercer trimestre del 2019. 

Para que el país logre recuperarse de la pandemia, se necesitan inversiones públicas y estrategias de desarrollo que permitan que los componentes del PIB y los sectores económicos rezagados logren mejoras en su crecimiento.

(*) Gabriela Andrade, analista económica Revista Gestión. 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

Siete tendencias que marcaron el ecosistema de pagos en 2022

El 2023 empieza con un ecuatoriano desesperanzado 

¿Habrá incrementos salariales en 2023? Esto dicen las empresas

Más deuda y déficit son la herencia del populismo en el Ecuador