El tamaño y la productividad de las empresas inciden en la prevalencia del subempleo

Secciones
Subempleo

El tamaño y la productividad de las empresas inciden en la prevalencia del subempleo

Revista Gestión *
Noviembre 30, 2022 - 06:00

De acuerdo con las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, en octubre de 2022 se registró una disminución estadísticamente significativa mensual en el empleo pleno, de 35,4% a 33,7%, sin embargo, esta disminución es propia de la estacionalidad del mercado laboral, ya que se registró una tendencia similar el año pasado. A su vez, la tasa de desempleo se mantuvo en 4,1%; mientras que el subempleo fue la categoría que más se redujo, llegando al 19,9%. Es importante analizar las causas y la prevalencia del subempleo en el país, donde las circunstancias del mercado laboral y la productividad no siempre permiten una estabilidad y solvencia para los trabajadores.

LA RECUPERACIÓN DEL EMPLEO PLENO CONTINÚA CON LA MISMA TENDENCIA 

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) publicó las cifras oficiales del mercado laboral del mes de octubre, las cuales se obtienen a partir de la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (Enemdu). Los resultados muestran que en este mes el desempleo disminuyó levemente respecto a octubre del 2021, pasando de 4,6% a 4,1%. Al desagregar por área, la mayor disminución se dio en la rural, donde bajó de 2,3% a 1,8%, mientras que para el área urbana, el desempleo, en comparación con octubre de 2021, disminuyó, pero no significativamente, de 5,7% a 5,3%.

Paralelamente, la tasa de empleo adecuado aumentó de manera interanual, de 32% a 33,7%, no obstante, representa una disminución respecto a septiembre donde se registró la mayor cifra de empleo pleno post pandemia, alcanzando el 35,4% (Gráfico 1). Se puede apreciar cómo los vaivenes y ciclos económicos propios de cada mes hacen que el nivel de empleo pleno aumente o disminuya, manteniendo una tendencia muy parecida con años anteriores, a excepción de julio, que refleja los efectos negativos que tuvieron las paralizaciones de la protesta indígena. Así, tomando como referencia el 2021, se espera una recuperación mucho más marcada en los niveles de empleo pleno en los dos últimos meses del año.

Gráfico 1

Comparación de la tasa de empleo pleno entre 2021 y 2022

Actualmente, la tasa de empleo adecuado para hombres es de 39,9% y para mujeres 25,5%, mientras que la recuperación anual en el empleo pleno registra un aumento en la comparación anual tanto en el área urbana, pasando de 40,2% a 42,7%; así como en el área rural, donde aumentó levemente, de 15,7% a 16,3%. Cabe recalcar que el incremento del empleo pleno significa una mejor calidad en el mercado laboral del país, mas no un mayor número de afiliados a la Seguridad Social.

LA RAMA DE ACTIVIDAD Y EL NIVEL DE PRODUCTIVIDAD INFLUYEN EN EL SUBEMPLEO

Por otro lado, el subempleo es la condición de actividad que mayor disminución presentó de manera interanual. A nivel nacional, la caída es significativa, pasando de 23,9% a 19,9%, registrando a su vez una disminución de 0,4% respecto a septiembre de 2022 donde alcanzó el 20,3%. Su variación negativa anual corresponde en mayor medida al área rural, pasando de 25,9% a 17,7%, mientras que el área urbana disminuyó sutilmente del 22,8% al 21,1%.   

El subempleo se define como la condición donde las personas poseen empleo pero durante la semana de referencia percibieron ingresos inferiores al salario mínimo y/o trabajaron menos de la jornada legal y tienen el deseo y disponibilidad de trabajar horas adicionales. El total del subempleo es la sumatoria del subempleo por insuficiencia de tiempo de trabajo y por insuficiencia de ingresos. 

Se puede observar que el subempleo se da predominantemente debido a una insuficiencia de tiempo de trabajo, por lo que pueden existir subempleados que ganen incluso más del salario básico unificado ($ 425), aunque esto sea más una excepción que una regla. En específico, para octubre, el subempleo por insuficiencia de ingresos llegó a ser de únicamente 1,5%, mientras que el subempleo por insuficiencia de tiempo de trabajo es 12 veces mayor, alcanzando el 18,4% (Gráfico 2), esto demuestra que la falta de un horario suficiente de trabajo es la principal causa que genera subempleo dentro del Ecuador.

Gráfico 2

Evolución del subempleo por tipo (2021- 2022)

La prevalencia del subempleo en la economía ecuatoriana se da debido a múltiples factores, como el tamaño y productividad de las empresas ecuatorianas, así como su nivel tecnológico. De acuerdo con una investigación realizada por Felipe Villalba para la PUCE, el tamaño de una empresa influye sobre el subempleo a través de la productividad y el posicionamiento en el mercado, ya que mientras más grande es una empresa esta puede contar con la solvencia y sostenibilidad necesaria para ofrecer salarios altos, garantizar la estabilidad laboral e implantar rigidez institucional.

Por otra parte, el sector o rama de actividad también influye en las condiciones laborales, debido a que empresas con mayor nivel tecnológico usualmente obtienen mayores beneficios, demandan trabajadores más capacitados y ofrecen un entorno laboral más estable, reduciendo la probabilidad de sus trabajadores de ser subempleados. 

Dentro del Ecuador, la Población Económicamente Activa (PEA) en la última década trabajó mayoritariamente en empresas de nivel tecnológico medio, con el 84%, seguidas por empresas de nivel tecnológico bajo, con 10%, y únicamente un 6% pertenecía a empresas con un nivel tecnológico alto, lo cual se refleja a su vez en la rama de actividad de los trabajadores ecuatorianos, donde la mayor parte se encuentra en el área de servicios (33,6%), de agricultura y minas (33,1%) y de comercio, con el 17,4% (Gráfico 3), siendo estas actividades las que manejan tecnologías poco industrializadas y que muchas veces no pueden garantizar condiciones laborales óptimas.

Gráfico 3

Empleo por rama de actividad (Octubre 2022)

Por su parte, la tasa de Otro empleo no pleno a nivel nacional aumentó de manera anual, de 27,7% a 30,4%, así como también mensualmente (Gráfico 4). Esta es una categoría similar al subempleo, con la diferencia de que las personas que se catalogan dentro del Otro empleo no pleno, a pesar de haber trabajado menos de la jornada legal y/o recibir ingresos inferiores al salario mínimo, no tienen el deseo y disponibilidad de trabajar horas adicionales, mientras que los subempleados sí.

Gráfico 4

Evolución del Otro empleo no pleno (2021-2022)

Un ocupado no pleno en su mayoría se encuentra en las áreas rurales, siendo las provincias con mayor incidencia Bolívar, Chimborazo, Napo y Morona Santiago, debido principalmente a que en estas provincias el trabajo en campo y los trabajos con poca carga horaria son más comunes ya que no existe mayor regulación del caso. 

Es importante realizar esta distinción entre el subempleo y el otro empleo no pleno con el fin de poder evaluar de mejor manera las necesidades y falencias que tiene el mercado laboral ecuatoriano, y poder abordarlas desde el ámbito público como privado.

(*) Jorge Pérez, analista económico Revista Gestión.

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

Ventas batirán récord histórico, pero la economía de Ecuador necesita más que eso

Las predicciones matemáticas de Oxford dicen que Ecuador llega a octavos de final

¿Qué tan conveniente es hacer compras en Colombia con un dólar a 5.000 pesos?

Proforma presupuestaria 2023: entre el optimismo y la contradicción