Los ciudadanos no creen que el Gobierno pueda sacar adelante al país

Secciones
Ecuatorianos

Los ciudadanos no creen que el Gobierno pueda sacar adelante al país

Revista Gestión *
Agosto 3, 2022 - 06:00

La desconfianza de la ciudadanía en las instituciones estatales constituye una problemática latente en la sociedad. Se evidencia que Ecuador es uno de los países que menos confía en sus instituciones, con un 84% de desconfianza. A su vez, las personas ponen por encima a la empresa privada, la iglesia, y los empresarios con relación a los políticos y la Asamblea Nacional. El Estado tiene, entonces,  grandes desafíos para generar una mejor conexión con sus mandantes, ya que la importancia de las instituciones la dan los ciudadanos que depositan su confianza en ellas. Un eficiente desempeño de las instituciones estatales es clave para alcanzar mayores niveles de desarrollo social y económico.

ECUADOR ES EL QUINTO PAÍS QUE MÁS DESCONFÍA DEL ESTADO 

De acuerdo con un estudio realizado por Ipsos, el cual se basa en 711 encuestas realizadas en Quito y Guayaquil, Ecuador es el quinto país que mayor desconfianza tiene en sus instituciones estatales, con un 84% de la gente que no confía en ellas (Gráfico 1). Paraguay encabeza la lista, con 87%; se destaca que en todos los países latinoamericanos existe una desconfianza por encima del 65%, lo cual denota que la corrupción y mal manejo de los fondos públicos es un problema regional que afecta a todas las instituciones del continente y merma el desarrollo de los países.

Gráfico 1

Porcentaje de desconfianza en las instituciones estatales en la región (2022)

El rol de las instituciones estatales no solo delimita la interacción social de las personas respecto al gobierno, sino también juega un papel fundamental en las relaciones económicas, ya que estas estructuran los incentivos en el intercambio humano, ya sea político, social o económico.

De esta manera, se identifica una problemática social que va mucho más allá de la desconfianza del público frente a las instituciones estatales, ya que esta puede derivar en menores montos de inversión local y extranjera, malestar social generalizado e, incluso, manifestaciones como las que se presentaron en junio del presente año.

LA SOCIEDAD CONFÍA MÁS EN EL SECTOR PRIVADO Y MENOS EN LOS POLÍTICOS

Al desglosar el porcentaje de confianza de los ciudadanos por institución, se muestra que la mayor parte de ecuatorianos siente mayor confianza en la empresa privada y en los empresarios del país; paralelamente, el sistema político nacional enfrenta un gran reto, pues los ecuatorianos depositan menos su confianza en el sistema judicial, con 13,5%; en las decisiones que toma la Asamblea Nacional, con 12,9%, y en los políticos, cuyo porcentaje de confianza es el más bajo de la lista, con 5,1% (Gráfico 2)

Gráfico 2

Porcentaje de confianza de los ecuatorianos por institución

Adicionalmente, la confianza en las Fuerzas Armadas del país se mantiene sólida, siendo la cuarta institución en la que los ecuatorianos más confían, con 48,2%; esto a pesar de que en meses anteriores la embajada de Estados Unidos anunció que retiró más de 300 visas, y acusó a altos mandos de las fuerzas de seguridad del Estado ecuatoriano por casos de corrupción y vínculos con el narcotráfico.

EL CIUDADANO CONFÍA EN SÍ MISMO PARA SACAR ADELANTE AL PAÍS 

No obstante, no todo ha sido negativo, los resultados de la pregunta “¿Quién cree que va a sacar al país adelante?” muestran que, a falta de confianza en las instituciones estatales, la ciudadanía tiene confianza en sí misma para poder sacar adelante al país, ya que 44,3% de los encuestados así lo considera (Gráfico 3). Esto muestra determinación en el trabajo que hace cada uno desde su ámbito y la importancia que este tiene para el progreso del país. 

Así, no se debe subestimar el rol de la sociedad civil en el cambio de rumbo del país. Se ha visto evidenciado que mediante la organización y participación ciudadana se pueden llegar a materializar cambios en el espectro político y económico, tal como el proceso de remoción al alcalde que se realizó en Quito.

 

Gráfico 3

¿Quién creen las personas que va a sacar al país adelante?

Por otra parte, tanto el Gobierno como los organismos internacionales son aquellas instituciones con menor porcentaje, es decir, solo 16,6% de los encuestados considera que el Gobierno podría sacar adelante al país, y 13,9% que los organismos internacionales podrían hacerlo.

Al desglosar la encuesta por estratos económicos, destaca el hecho de que mientras menor es el poder adquisitivo que tienen los ecuatorianos, aumenta la confianza en la sociedad civil para sacar al país adelante. A su vez, los ecuatorianos ubicados en un nivel socioeconómico medio-alto depositan menos confianza en el aporte que puede realizar el Gobierno.

En conclusión, es evidente que la ciudadanía no se encuentra conforme con el desempeño de las instituciones estatales, manteniendo niveles de desconfianza y desaprobación bastante altos, lo cual puede escalar en una desconexión total entre los políticos y sus mandantes, mermando el desarrollo e intensificando el malestar y las protestas sociales. El Estado debe trabajar en un enfoque de mayor proximidad y acercamiento al pueblo, un mejor manejo de los recursos públicos y una dignificación de la política para restaurar la confianza de la ciudadanía.

(*) Jorge Pérez, redacción Revista Gestión.

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico:

Ecuador cumplió 50 años de derrames petroleros y oleoductos sin mantenimiento

Los jóvenes son los más relegados en el mercado laboral del Ecuador

Las transacciones digitales crecen en Ecuador, pero el reto es la inclusión financiera

El saldo del paro: un país económica y socialmente lastimado