La contracción de la economía fue menos severa en el tercer trimestre del 2020

Secciones
Revista Gestion

La contracción de la economía fue menos severa en el tercer trimestre del 2020

Enero 6, 2021 - 05:00

Al tercer trimestre del 2020, luego del confinamiento obligatorio y la paralización de las actividades productivas, el PIB cayó 8,8% respecto al mismo trimestre de 2019, aunque existe una recuperación trimestral de 4,5%. El sector petrolero se ha levantado más rápido que el resto de los sectores a nivel trimestral, mientras que las demás industrias han podido sostenerse gracias a productos exportables.

El Producto Interno Bruto (PIB) tuvo un decrecimiento trimestral de -8,8% comparado con el mismo trimestre (III-q) del 2019, según la publicación del Banco Central del Ecuador. En términos nominales, el PIB del tercer trimestre del 2020 totalizó en 2020 en $ 16.488 millones en términos constantes.

Los resultados dejan dos efectos en la economía ecuatoriana: 1) una contracción elevada de la economía a nivel interanual y 2) una mejora importante trimestral comparando con abril-junio del 2020, cuando se mantenía el confinamiento, pues hubo un crecimiento de 4,5% del segundo al tercer trimestre.

Aunque hubo una mejora trimestral, el decrecimiento es eminente comparado con los años pre pandemia, pues de la paralización de la mayoría de las actividades productivas en el segundo trimestre se pasó a un proceso de reactivación económica que para julio-septiembre ya estaba en marcha.

En una crisis hay tres formas de recuperación, nombradas de la mejor a la más crítica: rápida contención (V), pérdida temporal (U) y pérdida permanente (L). Lo que se espera en una crisis es una pronta recuperación, por lo que la variación interanual del PIB deberá tener una forma de V que cae, pero se eleva rápidamente. Así, se espera que el PIB regrese al menos a su nivel anterior, aunque varios estudios han indicado que le tomará al menos tres años (U) regresar al nivel económico pre pandemia.

Gráfico 1

Tasa de variación del PIB

 

LAS EXPORTACIONES, LAS ÚNICAS QUE RESISTIERON EN LA PANDEMIA

La todavía profunda caída del PIB en el tercer trimestre se debe a la caída en todos sus componentes, con excepción de las exportaciones. Aunque estas tuvieron un ligero crecimiento interanual del 0,3%, la tasa no fue suficiente para compensar los demás rubros. Los tres componentes más afectados fueron: la Formación Bruta de Capital Fijo (FBKF) o inversión, las importaciones y el consumo de los hogares.

La resistencia del sector de las exportaciones se dio gracias a productos que tuvieron mayor demanda externa como banano, café y cacao, con un crecimiento de 3,9%; pescado y otros productos acuáticos en 8,1%; y, aceites refinados de petróleo en 12,9%.

La FBKF o inversión registró una caída de -14,8% entre julio y septiembre. Esta marcada caída ha sido empujada en gran medida por el sector de la construcción, que sufrió una contracción del -14,1%, y representa alrededor de 70% de la estructura de esta variable. También afectó la caída de -19,3% de la inversión en maquinaria, equipos y aparatos eléctricos, lo que demuestra el bajo resultado de los demás sectores ya que son insumos para la producción.

Otro componente con una marcada caída de -8,9% fue el gasto del consumo de los hogares. Detrás de esta reducción está la contracción generalizada de la economía, que ha reducido el nivel de ingreso de muchas familias, limitando así su consumo. Además, está la caída de las importaciones de bienes de consumo en -16,1%, así como la reducción en -26,8% de las operaciones de crédito de consumo que fueron otorgadas por el sistema financiero privado y popular y solidario.

Gráfico 2

Tasa de variación de bienes y servicios en el tercer trimestre (t/t-4)

 

Por otro lado, el gasto del consumo de gobierno también sigue contrayéndose debido a las políticas de austeridad. Entre las principales está la disminución de 8% en remuneraciones, lo que se explica debido a la disminución interanual del número de empleados públicos del -3,1%, y a la reducción en la compra de bienes de servicios en -40,6%.

EL PETRÓLEO, EN LA SENDA DE RECUPERACIÓN

Luego del “los días negros” para el petróleo con la caída de la demanda mundial del -20%, la reducción de la producción petrolera por el daño de los oleoductos y la hecatombe del precio del petróleo, el sector tuvo una recuperación trimestral de 31,7%, cuando la caída trimestral en el segundo trimestre fue del -28,2%. Aunque a nivel interanual el Valor Agregado Bruto (VAB) petrolero sigue reducido, pues tuvo un decrecimiento de -6,1% en contraste con el tercer trimestre del 2019 debido a que permanece la reducción de la producción petrolera en -5,1%.

Por el lado del VAB no petrolero, la caída sigue siendo severa, pues al tercer trimestre tuvo una caída de -8%, en contraste con el -10,3% del trimestre previo. La caída de este sector se explica por una menor dinámica de industrias como alojamiento, restaurantes, transporte y otros que aún no han podido recuperarse.

Gráfico 3

VAB petrolero y no petrolero

 

600 MIL NUEVAS CUENTAS DE INTERNET LUEGO DEL CONFINAMIENTO

Pese a que hay industrias con gran decrecimiento a nivel interanual, algunas han tenido una recuperación más acelerada. Este fue el caso de la refinación del petróleo que sufrió una caída de -17,2% comparado al mismo trimestre del 2019, pero respecto al trimestre anterior de abril-junio tuvo una recuperación de 21,4%. Asimismo, el transporte cayó en -15,1% en el tercer trimestre, pero en contraste con el segundo trimestre tuvo un crecimiento del 16,7%.

Cabe destacar que estas dos industrias son complementarias, pues la contracción del transporte se reflejó en la reducción de -18,1% del consumo de gasolina extra y diésel destinado al transporte terrestre y marítimo.

Otras industrias, en cambio, solo tuvieron una marginal recuperación para el tercer trimestre. El principal caso fue el de Alojamiento, servicios relacionados y restaurantes que cayó interanualmente en -15,7% y que alcanzó una recuperación de apenas 2,6% respecto al trimestre de confinamiento. Gran parte de ello se debe a la característica del mismo sector, pues no tiene la facilidad de adaptación ni la capacidad de desplazamiento, sumado a la reducción de -89,8% en la llegada de extranjeros al país.

Una de las industrias que sobresale por haber crecido respecto al tercer trimestre del 2019 es la de Correos y comunicaciones (1,5%). Los datos de la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel) muestran que las cuentas de Internet crecieron en 5,2% en un año. A septiembre del 2020 las cuentas de Internet llegaron a 12 millones, mientras que en el mismo mes del 2019 había un total de 11,4 millones. Este fenómeno es una consecuencia de las nuevas necesidades en torno a las actividades que han funcionado en modalidad virtual como el teletrabajo y la educación.

Gráfico 4

Tasa de variación del VAB por industria

 

 

La pesca también tuvo un crecimiento interanual importante de 4,6%, esto se dio gracias a las exportaciones, ya que alrededor de 80% de la pesca primaria se destinó al mercado externo. En la agricultura, aunque hubo decrecimiento, gracias a las exportaciones hubo un incremento en productos como banano, café y cacao. Esto también sucedió en la industria manufacturera que resistió con productos como el procesamiento y conservación de pescado y otros productos acuáticos, elaboración de productos alimenticios, entre otros.

Sin embargo, el sector externo también puede ser altamente volátil. Por ejemplo, el camarón fue un producto que se sostuvo en pleno confinamiento, pero para el tercer trimestre la industria de Acuicultura y pesca de camarón se contrajo en -11,6% respecto al segundo trimestre 2020 debido a una menor demanda del mercado externo.

Hay industrias que por sus características intrínsecas tienen la facilidad de reactivarse con mayor rapidez que otras. Aquellas son las que deben resurgir con fuerza para que puedan sostener al resto de la economía, mientras que las industrias más vulnerables deben tener mayor apoyo del Gobierno para que no se derrumben y dejen a miles de trabajadores sin empleo. El gobierno debe tratar de lograr la recuperación acelerada en forma de V para que la economía no se estanque en un largo plazo.

Por: Karen Lucero, redacción Revista GESTIÓN.

 

 

 

Si va a hacer uso de este artículo, por favor cite la fuente original. Artículo de información (I).

Encuentre contenido relacionado en nuestro archivo histórico: 

¿Por qué el Ecuador se ha estancado en el subdesarrollo?

Mientras la balanza comercial con EEUU se fortalece, el acuerdo no convence

No todas las industrias se recuperan igual de la crisis

Los productos tradicionales siguen sosteniendo al comercio exterior del país

La riqueza petrolera no ha sido suficiente para barrer con la pobreza